Cristina Piña nos traslada con su décima colección a la esencia de un verano mediterráneo. Here Comes The Sun es la luz, las flores y los olores más característicos de un verano mágico en una isla mediterránea. Sensaciones de un imaginario colectivo que ansía disfrutar de la llegada del verano.

La colección Primavera Verano 2015 es una propuesta protagonizada por la pureza del blanco que se funde con estampados muy personales y únicos, destacando un estilo folk en su versión más delicada.

Los vestidos de líneas relajadas, cortos y largos, toman importancia en una colección que los complementa en ocasiones con chalecos asimétricos con volantes y cortes a capa. Here Comes The Sun se completa con pantalones anchos, blusas en georgette de seda y cropped tops estampados que crean un total look con el sello personal de la diseñadora. Looks de día con tejidos versátiles que se convierten en noche, gracias a sus minuciosos acabados con paillettes tipo baguette y pedrería de cristal montada a mano.

Cristina Piña hace de la naturaleza más mediterránea algo muy personal, habiendo ideado y creado dos estampados en su atelier, impresos sobre lino, sarga de algodón ecológico y georgette. Un estampado de plantas aromáticas como el naranjo, la hierbabuena y la lavanda, y el segundo, de flores como las peonías, la flor de lavanda y las astromelias.

La diseñadora ejecuta una vez más con maestría la combinación de distintos tejidos que se entrelazan con la delicadeza de los bordados artesanales.